6 ene. 2015

La teoría del todo / The theory of everything, de James Marsch

La mujer del genio

Miguel Cane.


Qué difícil es hacer una biopic — ese subgénero que aflora cada año en época de premios para apelar por un Oscar — que se sienta sincera realmente, comprometida con revelar algún aspecto de interés del objeto de su trama, más allá de tratar de conseguir nominaciones y estatuillas, siendo productos mediocres apuntalados por actuaciones muy “parecidas” a lo real — tal es el caso de dos odiosas cintas de este tipo, La dama de hierro y La vida en rosa, ambas oscarizadas, pese a ser realmente malas —



El caso de La teoría del todo, dirigida por el premiado documentalista James Marsh, que aquí incursiona con gusto en el cine de prestigio comercial, es una excepción; aquí la intención es la de mostrar a Stephen Hawking (encarnado de un modo notable por Eddie Redmayne) como un joven enamorado y dejar a Felicity Jones hacer un retrato honesto y tridimensional de su primera esposa, Jane Wilde, autora del libro en que se basa el guión.

Esta en realidad no es la historia de Hawking, que ya conocemos. Es la historia de cómo la enfermedad que se le diagnosticó a los 21 años, no detuvo al genio que era, pero cómo a su lado siempre tuvo a una excepcional mujer.


La actuación de Jones es el contrapunto ideal para Redmayne. Si nos permitimos olvidar que ésta es una “historia real” de “valor ante la adversidad”, queda una trama interesante acerca del amor en sus diversas manifestaciones e inclusive su descomposición. Estar casada con un genio no es cosa fácil y en este aspecto, la cinta es honesta, si bien, se corta un poco y se va por las ramas al respecto de la infidelidad (sí, leyeron bien) de Hawking a los 30 años de casado y su relación con Elaine Mason, su segunda mujer; Jane Wilde aquí no aparece como una mártir ni una santa. Miss Jones sabe darle calidez y es el balance perfecto para el agotador trabajo dramático que tiene que hacer Redmayne.


La cinta tiene una factura impecable y está muy bien realizada, si bien el resultado no deja de saber a “quiero Oscar” y eso irrita: ¿por qué no hacer historias originales que apelen a las reacciones emotivas del público sin usar la muletilla de “basado en hechos reales”? El efecto narrativo tal vez fluiría mejor, y las actuaciones no se percibirían como un truco para apantallar, sino para estremecer, algo que, mal que le pese, esta biopic consigue.


La teoría del todo / The theory of everything
con Eddie Redmayne, Felicity Jones, Emily Watson, Maxine Peake y Charlie Cox
Dirige James Marsh
Reino Unido 2014