27 sept. 2012

Dredd, de Pete Travis

Justicia ruda

Miguel Cane.



Aparecido por primera vez en las páginas del célebre cómic 2000 AD en 1977, creado por John Wagner y Carlos Ezquerra, el Juez Dredd es un personaje clave en la cultura popular: sus aventuras, cargadas de rabia punk contra la autoridad, también pueden leerse como un sincero canto al heroísmo en una sociedad podrida y asfixiante. Se trata, por tanto, de un icono difícil de manejar, como su nefasta apropiación por parte de Sylvester Stallone –Juez Dredd (1995)– se encargó de confirmar. ¿Cómo hacer una película popular, basándose en un personaje tan sui generis?



La nueva adaptación realizada por Pete Travis en Dredd, escrita por Alex Garland, tiene notable influencia de la obra de John Carpenter (especialmente Escape de Nueva York, Asalto a la Crujía 13 y La Cosa), presenta una visión del universo creado por los cómics. Karl Urban hace suyo el personaje sin problemas, imprimiéndole matices en una interpretación que arranca yendo directa al grano, tras una escena que anuncia tanto la brutalidad de la película, como de este juez, implacable. El espectador tiene la información básica para entender al protagonista, sabemos que es un tipo incorruptible, justo, valiente y que lucha por que su palabra sea la ley, con sólo eso hay más que suficiente para dotarle de un magnetismo arrollador ayudado por el porte de Urban, que impone con su simple presencia. La réplica la da Olivia Thrilby como la Juez Anderson, que forma una estupenda mancuerna.



De la sencillez de Dredd nace su grandeza, Pete Travis sabe contener la tensión, sabe resultar espectacular en las secuencias de acción y sabe imprimir humor a la trama sin necesidad de exagerar. Al respecto de la tan polémica violencia en esta versión del personaje, efectivamente es a veces abrumadora, pero nunca está fuera de contexto. Travis apela a un tipo de cine que hoy en día está casi en desuso: el cine de acción para adultos, que prescinde de la corrección política o de los elementos adolescentes, la película da todo lo que el espectador puede esperar de una película como ésta, una frenética acción salvaje no apta para menores.

Garland recrea el universo decadente del cómic y la trama fluye: los villanos (encabezados por la sensual Lena Headey, Sersei Lannister en Juego de Tronos) es una mafia futurista que no desmerece ante la presencia de Urban, que sabe hacer de ésta su película y en suma dejará satisfecho al espectador que sabe qué es lo que va a ver; los que creen que encontrarán el típico producto hollywoodense, tal vez se sentirán desconcertados: esta es una película muy ruda, que nada tiene que ver con las típicas producciones de superhéroes, algo que se agradece, para variar.

Dredd
Con Karl Urban, Olivia Thrilby y Lena Headey
Dirige: Pete Travis
Reino Unido/Sudáfrica 2012

Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares