2 abr. 2012

Habemus Papam, de Nanni Moretti

Cosas de Clérigos

Miguel Cane


En su más reciente filme, después de algunos años dedicado a la política, Nanni Moretti explora el procedimiento a puerta cerrada de la elección de un Papa en Habemus Papam, que se centra en el proceso desde la muerte del pontífice anterior hasta la elección del nuevo representante de la Iglesia, aunque con un genial giro algo surrealista y sardónico.


Moretti aborda el escenario con agudo ingenio y sentido de la ironía. Su planteamiento puede resultar ligeramente confuso en cuanto a intención, ya que bordea la crítica soterrada, el sarcasmo y también manifiesta claramente un gran cariño hacía el protagonista del filme, el nuevo Papa, el antiguo Cardenal Melville (nada menos que el enorme Michel Piccoli). Moretti además hace un ejercicio de contrición, se centra en la historia, los personajes y la narración notablemente bien escrita y se olvida de crear una controversia que simplemente sirva para hacer alharaca. No hay referencia a los abusos sexuales o elementos escandalosos de la Iglesia Católica y el cristianismo, dejando simplemente que lo interesante del planteamiento y su humor casi negro sean los verdaderos ejes de la trama. Esto no ha evitado, no obstante, que desde su estreno en Cannes 2011, algunos hayan llamado a boicotear el filme a pesar que la propia radio del Vaticano comentó que la película no contenía ninguna caricatura o ironía con respecto a la figura del Papa. La película no busca la polémica, solo la diversión hecha con inteligencia.



Piccoli hace un delicia de su papel, como un Papa frágil, temeroso, que estaba contento como Cardenal, pero que siente que no puede con el paquete, por su parte Nanni Moretti se reserva un papel en el filme como el eminente psiquiatra Brezzi, siendo en esta ocasión el que da oxígeno y liviandad a la trama al convertirse en el factor que transforma al cónclave. La película no va por las carcajadas –Moretti no es Blake Edwards, ni mucho menos -- pero se disfruta enormemente. Su desenlace pierde ritmo y no está a la altura de su brillante inicio pero ello no quita que durante más de hora y media no sea un entretenimiento que se agradecer ver en pantalla. No es perfecta pero sí es muy interesante, con un humor inteligente, algo cada vez más raro en pantallas. Así que no haga caso a la polémica, aquí no se le falta al respeto a nadie. Si acaso, esa es la gran sorpresa del filme.

Habemus Papam
Con Michel Piccoli, Nanni Moretti, Jerzy Stuhr, Margherita Buy y Roberto Nobile
Dirige Nanni Moretti
Italia/Francia 2011



Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares