16 feb. 2012

El Havre: Puerto de sueños / Le Havre, de Aki Kaurismäki.

Un alma buena

Miguel Cane


La sensación que tendrá el espectador al salir de ver El Havre, la más reciente cinta del finlandés afincado en Francia Aki Kaurismäki, muy posiblemente sea no solo de satisfacción ante una historia bien contada: también de un optimismo que sorprende y cala, una reacción ante lo entrañable de la historia creada por el propio cineasta, que con su sencillez y engañosa simpleza, consigue hablarle a cualquier persona sin importar la barrera del idioma o de la nacionalidad.




En el puerto de El Havre, vive el humilde Marcel Marx (un enorme André Wilms), sesentón, un tanto vago, simpático. Se gana la vida como bolero en la entrada de la estación portuaria y en algunos otros puntos de la ciudad. Debe una fortuna a la panadera y al abarrotero del barrio en que vive y es completamente fiel a su mujer, Arletty (Kati Outinen), que sabe bien que su marido es casi como un niño —emocionalmente hablando— y procura protegerlo de los embates de la realidad más cruda, incluso guardándose secretos graves.



Esta dinámica cambia al entrar en la ecuación Idrissa, un niño inmigrante africano, que escapa de un contenedor donde él y otras personas habían sido abandonados en el puerto. Por azar las vidas de Marx, sus amigos y su esposa se ven involucradas con la del chico y el policía que tiene que buscarlo para enviarlo a un campamento de refugiados. Poco a poco, Kaurismäki va tejiendo su aguda sátira social, con elementos que casi llegan a lo fantástico, valiéndose de las convenciones del melodrama, con dosis ácidas de comedia, sin caer en la manipulación en la que acabara cayendo Jeunet en algunas partes de Amélie. Aquí todos los personajes tienen una historia, por pequeños que sean, y todos dan visos de grandeza.



Delicada y hermosa, El Havre es una película realizada con atención a los detalles, con inteligencia, con mucho sentimiento, pero sin los sentimentalismos de los que su laureada contemporánea El artista, hace ostentación. Marx es una suerte de antihéroe que no tiene conciencia de serlo. Eso lo hace más cercano y su aventura, más cálida.

El Havre: Puerto de sueños / Le Havre. Dirige: Aki Kaurismäki.
Con: André Wilms, Jean-Pierre Darroussin, Kati Outinen, Blondin Miguel y Evelyne Didi. Francia/Bélgica/Paises Bajos/Finlandia, 2011.


Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares